Lograr una mejor posición de sentado para el niño con parálisis cerebral

25 de octubre de 2017 - administrator

rifton activity chair standard with casters_0.jpg

La parálisis cerebral es el resultado de una lesión temprana en las partes del cerebro que controlan los movimientos musculares. La coordinación y la postura se verán afectadas en grados variables y los síntomas pueden variar desde una discapacidad física leve hasta una severa1. Algunos niños con parálisis cerebral pueden también tener retraso mental, convulsiones o déficits en el habla y/o la audición. Si bien no es progresiva, la parálisis cerebral es una condición permanente, y la falta de un adecuado posicionamiento y de un uso muscular activo puede resultar en un empeoramiento de insuficiencias secundarias2. En general, cuanto antes se inicia la intervención en los niños con parálisis cerebral, más posibilidades tienen de superar discapacidades del desarrollo o de aprender nuevas maneras de superar sus desafíos3.

El adecuado posicionamiento de un niño con parálisis cerebral

Los niños con parálisis cerebral tienen dificultades con las posturas quietas, los movimientos de transición y la movilidad funcional4. Dado que los problemas posturales y de control motor son centrales para los desafíos que enfrentan los estudiantes con parálisis cerebral, ellos a menudo pasarán más tiempo sentados que de pie durante el día, tanto en la escuela como en su hogar. Es vital que su asiento adaptable les provea de un posicionamiento que sea óptimo tanto para la salud como para el funcionamiento. Los terapeutas ocupacionales, físicos y del lenguaje tienen un rol clave a la hora de utilizar el asiento adaptable como intervención efectiva.

El asiento adaptable afecta la salud

Las deformidades de la columna y la cadera no son poco comunes en niños en edad escolar con parálisis cerebral, aunque no están presentes casi nunca en la infancia. Cuando un niño con parálisis cerebral pasa períodos prolongados de tiempo en posturas y posiciones que refuerzan los patrones de movimiento anormal y las deformidades, estas posiciones pueden contribuir al empeoramiento de la salud musculo-esquelética del estudiante5. Una adecuada posición de sentado apunta a tener un efecto beneficioso sobre el tono muscular; la actividad refleja; la prevención de las deformidades; el mantenimiento de la piel y la integridad de los tejidos; y la estabilidad y la alineación postural; optimizando las funciones6. Además, una adecuada posición en un asiento adaptable puede tener un impacto positivo en la función pulmonar de los niños con parálisis cerebral, con implicaciones en las capacidades del lenguaje y la salud pulmonar en general7.

El posicionamiento con un asiento adaptable afecta las funciones. Las posturas a ser reforzadas son aquellas en las que el niño con parálisis cerebral desarrollará un mayor control postural, el cual, a su vez, puede contribuir a las demandas de movimiento de las tareas funcionales. Entonces, un asiento adaptable para niños con parálisis cerebral puede ser el ingrediente clave para mejorar las funciones del estudiante y sus capacidades para llevar a cabo las tareas diarias en diferentes entornos.

Se han realizado estudios de investigación que han probado la efectividad de los ángulos de posicionamiento de los asientos adaptables para mejorar las funciones de las extremidades superiores. Esto se relaciona indirectamente con la capacidad de atención y participación en el aula y en los entornos hogareños. Si bien se necesita más investigación, la evidencia de diferentes estudios sugiere que las inclinaciones del asiento pueden afectar la función. Sin embargo, se descubrió que el ángulo ideal de inclinación o basculación de asiento para mejorar las funciones varía entre los estudios y entre niños con diferentes tipos de parálisis cerebral8. Las investigaciones no han sido concluyentes en cuanto a que una posición específica es necesariamente más efectiva que otras para mejorar la postura en el sentado y las funciones activas. Los estudios de investigación sobre los asientos adaptables han resultado en una variedad de hallazgos, indicando que la intervención es muy individualizada9. Para un tratamiento en asiento adaptable, los niños deben ser evaluados y tratados como individuos. Dado que la óptima posición de sentado puede variar, se necesitará de cuidadosos ensayos con el estudiante en asientos adaptables para determinar qué posición resulta en un mayor nivel de involucramiento y de desempeño de tareas para ese niño. Identificar la mejor posición de sentado puede requerir de múltiples ajustes durante una serie de visitas10. En otras palabras, el terapeuta debe ser paciente y persistente.

En una posición recta de sentado o con inclinación hacia adelante, el posicionamiento pélvico anterior lleva el centro de gravedad hacia adelante. Esto puede resultar en una reducción de la cifosis, un mantenimiento de la lordosis lumbar y en una menor rotación de la pelvis posterior para lograr una postura de sentado más recta y estable. Entretanto, una posición posterior o reclinada puede reducir la presión sobre las tuberosidades isquiales, reducir la actividad de los músculos hiperactivos y facilitar el desarrollo del movimiento funcional. Las investigaciones sugieren que una postura de sentado a horcajadas o sentado sobre un sillín/soporte (con las caderas en abducción y externamente rotadas y una pendiente del asiento hacia adelante, facilitando una inclinación anterior de la pelvis con una carga de peso dinámica a través de las extremidades inferiores) puede mejorar el control postural11.

Mejorar la salud y las funciones con un asiento adaptable

El uso adecuado de un asiento adaptable que permita una variedad de ángulos de sentado y de respaldo, así como de basculación hacia adelante y hacia atrás, junto con las adecuadas opciones de accesorios, pueden establecer una estabilidad efectiva para la pelvis y el tronco para un control postural central activo en un niño con parálisis cerebral. Esta base postural puede, a su vez, posibilitar un mejorado uso de las extremidades superiores en el desempeño y la participación de tareas funcionales. Encontrar la posición ideal para lograr esto para un estudiante específico con parálisis cerebral en el contexto de sus entornos y tareas puede ser todo un desafío. El potencial para variar fácilmente el ángulo entre el asiento y el respaldo y la basculación en el espacio de la Silla de Actividades Rifton Hi-Lo, junto con el adecuado uso de los accesorios, no solo puede posicionar de manera óptima al niño para sus beneficios físicos de salud, sino que también puede tener un gran impacto sobre numerosas actividades diarias. La capacidad para el uso de los dispositivos de comunicación puede mejorar; la alimentación o la auto-alimentación puede progresar radicalmente; y el cuidado personal, como el cepillado de dientes o el cortado del pelo, puede ser realizado con mayor facilidad12. Los terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y terapeutas del lenguaje pueden ser fundamentales a la hora de brindar instrucciones y guía para lograr un posicionamiento óptimo en la Silla de Actividades Rifton Hi-Lo a lo largo del día del niño.

La Silla de Actividades Rifton Hi-Lo puede desempeñar un rol vital en el sentado adaptable para la salud y las funciones en la escuela y en el hogar para niños con parálisis cerebral. Con la pelvis en posición para la mejor estabilidad y movilidad, y con el cuerpo adecuadamente alineado, este dispositivo puede producir efectos positivos para las estructuras y funciones fisiológicas, así como buenos resultados en las actividades y la participación en la intervención temprana y en los niños de edad escolar. En el aula, la Silla de Actividades Rifton Hi-Lo es considerada un dispositivo de tecnología asistiva o una modificación de la currícula, y está apropiadamente provista bajo la Ley de Educación para Personas Discapacitadas (IDEA, por sus siglas en inglés) a través del IEP (Programa de Educación Individualizada) o a través de ayudas o servicios suplementarios. Para su uso en el hogar, los proveedores pueden elaborar un argumento persuasivo por necesidad médica, permitiendo el reembolso a través de un seguro privado o del Medicaid13, 14.

Referencias

1. Centers for Disease Control and Prevention: Cerebral Palsy. Accessed May 2011. http://www.cdc.gov/Features/CerebralPalsy/(link is external)

2. Fowler EG, Kolobe TH, Damiano DL, et al. Promotion of physical fitness and prevention of secondary conditions for children with cerebral palsy: section on pediatrics research summit proceedings. Phys Ther. 2007;87(11):1495-510. Abstract

3. National Institute of Neurological Disorders and Stroke: Cerebral Palsy. Accessed May 2011 

4. Westcott SL & Goulet CG (2005) Neuromuscular system: structures, functions, diagnosis, and evaluation. In SK Effgen (Ed) Meeting the Physical Therapy Needs of Children. Philadelphia: FA Davis Company

5. Porter D, Michael S, Kirkwood C. Is there a relationship between preferred posture and positioning in early life and the direction of subsequent asymmetrical postural deformity in non-ambulant people with cerebral palsy? Child: care, health and development. 2008;34(5) 635–41. Abstract

6. Neville, L. The fundamental principles of seating and positioning in children and young people with disabilities. Summer 2005 James Leckey Design Ltd. Leckey.com Accessed May 2011. PDF

7. Nwaobi OM, Smith PD. Effect of adaptive seating on pulmonary function of children with cerebral palsy. Dev Med Child Neurol. 1986;28(3):351-354. Abstract

8. Chung J, Evans J, Lee C, et al. Effectiveness of adaptive seating on sitting posture and postural control in children with cerebral palsy. Pediatr Phys Ther. 2008;20(4):303-17. Abstract

9. Huleatt, Z. Adaptive Seating: Evidence for Practice. Rifton. http://www.rifton.com/products/sitting/seatingsystem/research.html(link is external)

10. Chung J, Evans J, Lee C, et al. Efficacy and Effectiveness of Adaptive Seating on Sitting Posture and Postural Control in Children with Cerebral Palsy. University of British Columbia/Cerebral Palsy Association of Alberta. Circle.ubc.ca Accessed May 2011. PDF

11. Reid DT. The effects of the saddle seat on seated postural control and upper-extremity movement in children with cerebral palsy. Dev Med Child Neurol. 1996;38(9):805-15. Abstract

12. Paleg, G. Dynamic and Functional Seating Webinar. www.Rifton.com(link is external).

13. Rifton Activity Chair. Sample Letter of Medical Necessity. Rifton.com Accessed May 2011. PDF

14. Feeding Chair: Sample Letter of Medical Justification. Rifton Adaptive Mobility and Positioning Blog.

Últimas noticias
MOVE es un programa educativo basado en actividades en hogares, escuelas y la comunidad. Combina las habilidades actuales con un programa de actividades basadas
2021-10-19
En marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de la COVID-19, enfermedad causada por un nuevo coronavirus, era una pandemia, en vista de la velocidad y la
2021-10-18
Dale la oportunidad a tu hijo(a) de ser independiente desde una temprana edad, de sentirse libre en el parque, en la escuela y en tu casa.
2021-10-18
La actividad física es importante a cualquier edad como parte de buenos hábitos de salud. Es importante que la actividad física se adapte al estado físico del individuo además...
2021-10-14
Nuestra silla de propulsión manual con un sistema de bipedestación eléctrico nos permite pasar de la posición sentado a ayudarnos a colocarnos en posición de pie.
2021-10-07