¿Cómo elegir la silla adecuada para un niño con Parálisis Cerebral (PCI)? 

Febrero 21  de 2018- María Fernanda Umaña

iris lifestyle.jpg

Antes de elegir una silla adecuada es importante conocer el tipo de diagnóstico al que nos enfrentamos por lo cual les comentaré sobre la parálisis cerebral infantil.

Llamamos Parálisis Cerebral infantil (PCI) al trastorno permanente del movimiento y de la postura (parálisis) que aparece en la infancia. No se trata de una sola enfermedad, sino que el término parálisis cerebral infantil engloba una amplia variedad de síndromes que producen una lesión permanente en el cerebro durante su desarrollo infantil.

En la actualidad existe un consenso en considerar la parálisis cerebral (PC) como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años.

Entre las afectaciones de la Parálisis Cerebral Infantil se encuentra la motricidad gruesa, postura , la visión, la audición, el lenguaje, trastornos sensoriales, cognitivos, de comunicación, perceptivos, conductuales, entre otros.

Al conocer un poco más del diagnóstico de la parálisis cerebral es importante velar por un adecuado posicionamiento en el desarrollo del infante.

Por lo cual vamos a tomar en cuenta los siguientes puntos al momento de elegir una silla de ruedas especializada para usuarios con PCI.

  1. Edad: Con la edad podemos referirnos si requiere de un modelo de silla para edad temprana o se encuentra en desarrollo.

  2. Diagnóstico: Ya sabemos que el niño presenta PCI, pero averiguaremos que grado de clasificación de Parálisis cerebral infantil padece. (Es de utilidad para la orientación del tipo de Silla y así para el pronóstico evolutivo).

  3. Presencia de deformidades: Si existe presencia de deformidades, luxaciones, o limitaciones físicas. Esto nos determina si requerimos de un alto y buen sistema de posicionamiento en la silla de ruedas como lo es el cojín y respaldo.

  4. Tiempo de evolución: Nos guiara en determinar si el diagnóstico es de nacimiento o fue adquirido y poder clasificarlo en la silla óptima.

  5. Medio de alimentación: Si el usuario se alimenta por vía boca o por sonda de gastrostomía (Sonda-G o tubo PEG).

  6. Tiempo de uso: Si el usuario va a usar la silla pocas horas al día o más de 5 horas diarias.

  7. Nivel de Independencia: Si el usuario es capaz de utilizar la silla por si mismo, o requiere de dependencia total para movilizarla.

  8. Si requiere basculación fija o manual basculante: Este punto es de gran importancia ya que, de acuerdo con el nivel de independencia del usuario, le recomendaremos una silla de basculación manual de 0 a 45 grados o de 0 a 60 grados, o basculación fija de 6 grados.

  9. Si la silla tiene Kit de Crecimiento: El niño se encuentra en estado de desarrollo por lo cual es importante saber si la silla cuenta con kit de crecimiento.

  10. Garantía: Verificar que la silla adquirida cuente con garantía sobre el marco y en las demás partes, para garantizarnos una excelente compra.

Estos son algunos de los puntos que podemos tomar en cuenta a la hora de elegir una silla de ruedas para niños con PCI. Pero nunca debemos de olvidar que cada niño o joven es diferente en su estructura anatómica, altura, peso, y diagnóstico. Por lo cual es incorrecto aceptar una silla de ruedas de alguna casa comercial que les diga que la silla es estándar para todo niño.

Las sillas para niños con PCI deben ser ESPECIALIZADAS, a la medida y garantizando una excelente posición del niño desde el primer día de la compra.

La mayoría de los niños con Parálisis Cerebral Infantil van a utilizar la silla con basculación manual de 0 a 60 grados. ¿Por qué esta silla es tan importante en estos niños?

Nuestra silla Zippie Iris ofrece el rango de basculación de 0° a 60°, ayudando al usuario a cumplir con necesidades clínicas como es la respiración, deglución, lenguaje, visión.

La Zippie Iris al tener un gran rango de movimiento permite realizar constantemente cambios de puntos de presión, al cambiar la presión evitamos úlceras, controlamos el tono muscular y aumentamos la circulación todo esto en beneficio del niño.

Y si a esta silla le agregamos un excelente sistema de posicionamiento como son nuestros cojines y respaldos JAY (originales de fábrica) mejoramos la postura del niño, evitamos el aumento de deformidades, contracturas y mejoramos la calidad de vida del niño con PCI.

zippie-iris.jpg

NO olvidemos que cuando lleguen a adquirir una silla de ruedas especializada, pregunten por un profesional en el área de la salud, terapeuta físico, ocupacional, o asesor de ventas que tenga el conocimiento en la valoración, medición, y posicionamiento en sillas de ruedas para niños con parálisis cerebral.

 El miedo es la discapacidad más grande de todas.

 -Nic Vuijicic

 


Licda. María Fernanda Umaña, TO Terapeuta Ocupacional Costa Rica

Ver a una persona mejorar su calidad de vida es su gran pasión.

Localidad: San José, Costa Rica Contact
Últimas noticias
MOVE es un programa educativo basado en actividades en hogares, escuelas y la comunidad. Combina las habilidades actuales con un programa de actividades basadas
2021-10-19
En marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de la COVID-19, enfermedad causada por un nuevo coronavirus, era una pandemia, en vista de la velocidad y la
2021-10-18
Dale la oportunidad a tu hijo(a) de ser independiente desde una temprana edad, de sentirse libre en el parque, en la escuela y en tu casa.
2021-10-18
La actividad física es importante a cualquier edad como parte de buenos hábitos de salud. Es importante que la actividad física se adapte al estado físico del individuo además...
2021-10-14
Nuestra silla de propulsión manual con un sistema de bipedestación eléctrico nos permite pasar de la posición sentado a ayudarnos a colocarnos en posición de pie.
2021-10-07